El Método 8: Afrontar la autoestima «DE CARA»


El octavo capítulo de «El Método» se ha centrado en la autoestima. He intentado dar las pinceladas más importantes sobre este amplísimo concepto.

¿Por qué es tan importante tener una buena autoestima?

La mayoría de las conductas dañinas del ser humano están relacionadas con bajos niveles de autoestima: depresión, alcoholismo, fracaso escolar, delincuencia, inmadurez emocional, malos tratos… ¡Así de importante es tratar de mantener un nivel óptimo de autoestima!

Podemos definir la autoestima como la valoración emocional que hacemos de nosotros mismos (la valoración de nuestro aspecto, de nuestra mente, de nuestro valor como ser humano…). Ten en cuenta que he escrito «valoración emocional» y no racional. Una cosa es lo que pensamos de nosotros mismos y otra muy distinta, lo que sentimos.

Pero ¿Cómo podemos mejorar nuestra autoestima? La autoestima se apoya en dos patas fundamentales: 

1. El respeto por nosotros mismos: SER VALIOSOS

Somos un bien escaso en el universo, nuestra forma de vida es un misterio, nuestra biología es asombrosa… somos los únicos seres de este planeta que tenemos conciencia de nosotros mismos… ¿De verdad no puedes sentir un poco de respeto por tu mera existencia? Estar vivo es un privilegio.

2. La confianza en nuestras capacidades: SER EFICIENTES

Algunas de nuestras capacidades son muy comunes, pero no por eso menos valiosas: afrontar la vida diaria, la capacidad de trabajar, de relacionarnos, de divertirnos, de caminar, de amar… Pregúntale si no a un ciego si tiene valor la capacidad de ver.

Todos tenemos talentos especiales. Sí, tu también. Y si no lo has hecho deberías tratar de descubrir cuáles son. Este artículo puede ayudarte con esta tarea.

A todo esto, le tenemos que añadir que todos tenemos la capacidad de desarrollarnos y mejorar.

 

DE CARA

He creado este juego, esta nemotecnia para que recuerdes fácilmente cómo preservar y mejorar tu autoestima.

D de DETERMINACIÓN
E de EMPODERAMIENTO
C de CONSCIENCIA
A de ACEPTACIÓN
R de RESPONSABILIDAD
A de ASERTIVIDAD

D de DETERMINACIÓN

· Tener claro nuestro propósito de vida.
· Comprometernos con nuestros objetivos.
· No esperar que las cosas sucedan, ¡hacer que las cosas sucedan!
· Decidir nuestro presente y nuestro futuro.

E  de EMPODERAMIENTO

· No tener miedo a ser y expresar quiénes somos.
· Mostrarnos orgullosos de nosotros mismos.
· No fingir que somos otra persona. Ser genuino.
· Reivindicar mi derecho a ser feliz.

C de CONSCIENCIA

· Vivir el presente y no quedarse en “tiempos mejores”
· Ser conscientes de nuestro valor, capacidades, talentos…
· Conectar con nuestras emociones.
· Ser objetivos con revisando nuestro autoconcepto, o lo que es lo mismo: juzgarnos de manera justa.

A de ACEPTACIÓN

· No hacer negaciones de la realidad.
· Diferenciar entre lo que depende y no depende de nosotros.
· Aceptar que pensamos lo que pensamos, sentimos lo que sentimos y deseamos lo que deseamos.

R de RESPONSABILIDAD

· Somos responsables de nuestras acciones y no acciones.
· Somos responsables de nuestra conducta con los demás.
· Somos responsables la manera en que gestionamos nuestro tiempo.
· Somos responsables de cómo nos comunicamos.
· Somos responsables de nuestra felicidad.

A de ASERTIVIDAD

· Ser cuidadosos con las cosas a las que accedemos.
· Anteponer nuestros intereses a los de los demás..
· Ser congruentes con nuestros valores, creencias y convicciones.
· Comprometernos con nuestro bienestar.

PD.: Tener baja autoestima es ¡muy poco sexy!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.