¿Soy feliz? 10 preguntas que te darán la respuesta

Conozco a muy poca gente que diga de forma natural y decidida “soy feliz”. Si embargo nos sale con mucha soltura decir “estoy agobiado”, “estoy estresada” o “estoy hasta los c…”. Los seres humanos y esa tremenda facilidad para poner el foco en lo negativo.

Una de las respuestas más frecuentes a la pregunta “¿eres feliz?”, suele ser: “bueno, yo creo que la felicidad son pequeños momentos…” No se quién fue la primera persona que dijo algo así, pero lo repetimos hasta la saciedad. Yo no estoy nada de acuerdo. Creo que confundimos felicidad con alegría, euforia o incluso orgasmo. Tendemos a pensar que solo somos felices cuando estamos en pleno “subidón” y en consecuencia deducimos que no lo somos.

Es triste pasarse media vida pensando que la felicidad es una quimera casi inalcanzable cuando en realidad quizá lo hemos sido siempre (o nuestras circunstancias deberían hacernos sentir así), pero no nos hemos percatado. No creo, además, que nuestro cuerpo aguantara mucho en un estado de euforia permanente…

¿Cómo puedo saber si soy feliz?

La felicidad se define como “una medida de bienestar subjetivo (autopercibido) que influye en las actitudes y el comportamiento de los individuos”. Es decir, que puede suceder que tengamos todo lo necesario para ser felices pero nos sintamos desdichados.

Te planteo una serie de preguntas para que puedas concluir si eres una persona feliz o no:

  1. ¿Qué concepto tienes de ti en comparación con otros hombres/mujeres de tu entorno?
  2. ¿Disfrutas de las cosas cotidianas de la vida?
  3. ¿Qué opinión tienes de ti como profesional?
  4. ¿Tiendes a pensar que hay personas que tienen más suerte que otras?
  5. ¿Piensas que si tuvieras más dinero serías más feliz?
  6. ¿Te gusta el lugar donde vives?
  7. ¿Te tomas tu tiempo para divertirte y/o tienes aficiones con las que disfrutas?
  8. ¿Tus amigos y familiares suelen sentirse bien a tu lado?
  9. ¿Tienes planes de futuro que te ilusionan?
  10. ¿Consideras que los errores son una forma de aprendizaje o simplemente fracasos?

Si al terminar de leer estas preguntas te ha brotado una sonrisa, enhorabuena, eres feliz. Si por el contrario las preguntas han hecho que te sintieras peor… ¿te das cuenta de que para cada respuesta negativa que te hallas hecho hay algo que puedes hacer para cambiar la situación? Te recomiendo que hagas una lista de acciones que puedan hacer que todas las respuestas sean positivas, como por ejemplo “llamar a mi hermana para ver cómo está”, “buscar un nuevo trabajo”, “dedicarle tiempo a la pintura”… Es decir, reemplazar la frustración por una lista de tareas.

Y tu, ¿eres feliz?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *